Se juega la tercera jornada, primera en casa desde la reanudación, con un partido muy importante para los de casa que necesitan sumar puntos para luchar por el objetivo marcado de los cuatro mejores de esta corta liga. El rival es el Añorga K.K.E. que tampoco conoce la victoria. Se juega en Fanderia al horario de las 16:30 horas, el sábado 27 de febrero. El partido será retransmitido para los socios, patrocinadores y simpatizantes en directo. La incógnita del rendimiento del equipo se resolverá tras esta jornada ya que quedaran seis jornadas para acabar y los puntos es un premio valido muy valorado que hay que conseguir. La plantilla está con ánimo y no se descarta para nada.   

La alineación del Touring KE es: Valdes, Irazusta (67 Famoso), Telleria, Gallego (80 Bautista), Learte, Delpuerto, Camara (85 Arrillaga), Güemes ,Estrecha, Iribarren (71 Mañoso) y Pacheco (57 Richard).

La alineación del Añorga KKE es: Eraunzeta, Larrañaga (46 Alfonso), Lopez, Erguin, Benegas, Espinosa, Unanue (86 Andonegui), Merino, Manterola (83 Azpirotz), Otxoa (54 Aiestaran) y Berridi (69 Amiano).

Las amonestaciones son: 28 min. Larrañaga (realizar una plancha a un rival), 64 min. Berridi (realizar una plancha a un rival), 67 min. Irazusta (agarrar a un contrario para impedir avanzar), 73 min. Famoso (protestar airadamente una decisión arbitral), 75 min. Estrecha (realizar una plancha a un rival).

 

El partido terminó con derrota ( 0-3 ).

0 - 1  minuto 39 : Saque de córner ejecutado muy cerrado con muchos jugadores juntos en el área pequeña donde el portero rojillo no acierta en el despeje y el balón entra directo por el segundo palo.

0 - 2  minuto 72 : Penalti ejecutado raso a un lado, donde nada puede hacer el portero rojillo. Infracción pitada por mano abierta del defensa Gallego en un rebote en balón caído desde altura de un rechace.

0 - 3  minuto 82 : Pase al medio desbordando a la defensa rojilla donde controla un jugador foráneo y golpea, desviando el portero pero es insuficiente y entra suave en la red sin que lo pueda impedir la defensa local.

En el comienzo del partido el respeto por ambas partes es enorme y la pelea es muy igualada por lo que ante un rival preocupado más en defender que atacar es difícil crear ocasiones. Poco a poco los renterianos se muestran más descarados y durante el primer cuarto de hora crean unas aproximaciones aunque fáciles por atajar por el portero rival. Pasado ese tiempo, una perdida en defensa de Irazusta genera una contra quedándose solo un jugador foráneo ante el portero local Valdés que consigue desbaratar la ocasión al lanzarse a sus pies y repeler su disparo. Solo un minuto después, otra perdida fácil en medio campo origina otra contra rival que afortunadamente el defensa Gallego consigue también desbaratar. Dos errores que han podido costar caro sin haber hilvanado el equipo foráneo nada más. Un córner cerrado cabeceado por Gallego en el primer palo pero por la parte de fuera es el balance para la mitad de este periodo sin moverse el marcador. A estas alturas el partido se ha igualado y nadie consigue imponerse y crear ocasiones dignas de mencionar. Claramente se llega a los últimos minutos de este periodo y ninguno manda sobre el césped con idas y venidas sin ocasiones claras. Y sería cerca del minuto cuarenta cuando un error en el control en ventaja del defensa Gallego genera una ocasión clara rival que al final el defensa pelea y consigue desviar a córner. Para desgracia galletera, dicho saque termina en “gol olímpico” rival, desnivelando la contienda a balón parado sin haber hasta entonces ninguna superioridad en el campo. La suerte local podía haber cambiado si en el último minuto, un control centrado de Güemes termina con un disparo fuerte pero dicho disparo sale alto. Pero todavía queda un disparo raso que el cancerbero rojillo despeja a córner como último momento de este periodo. Se llega al descanso con ventaja visitante por una acción a balón parado en un partido muy parejo.

Tras la reanudación, el partido sigue con más entusiasmo local ante un equipo rival muy serio que concede muy poco y es difícil de sorprender. Tras una falta sacada por Iribarren no finalizada bien, le sigue tres saques de córners consecutivos por parte cementera que no culminan. Serian diez minutos después de la reanudación cuando el partido pudo cambiar de dinámica si se llega a culminar una internada local de Güemes hasta la línea de fondo cediendo atrás frente a portería y la pugna entre el delantero centro Estrada y su marcador termina con el balón saliendo rozando suavemente junto a un poste. El  juego local es muy dinámico pero la falta de finalización es un hándicap demasiado grande que terminará con condenar a la escuadra errenteriana. Un disparo lejano de Richard y otra internada por banda de Güemes son las ocasiones que no se concluyen hasta un equipo rival serio que nada más concede y espera su oportunidad para sorprender. Casi ha llegado la media hora de esta continuación sin moverse el marcador cuando de nuevo un duro palo acontece a los locales, ya que un balón rechazado dentro del área rojilla golpea en el intento de control en el brazo del defensa Gallego que será el origen a un penalti que terminará ampliando el resultado a favor foráneo. El palo es demasiado duro de digerir, y pese a ello los rojillos lo intentan pero es más un quiero y no puedo ya que la defensa cementera consigue desbaratar las incursiones locales. Todavía no había terminado el suplicio para los locales cuando un balón a la espalda de la defensa rojilla termina con un disparo y tanto rival infringiendo un duro castigo en el marcador aunque en el partido todo fue más parejo. El orgullo local está herido y sus jugadores quieren marcar el tanto de la honra y tienen hasta cuatro ocasiones, dos de ellas clarísimas, la primera un disparo fuerte de Güemes frente a portería a cesión de Bautista pero el portero despeja muy apurado, y la segunda un disparo alto de Mañoso. Termina el partido con el abultado resultado de cero a tres.

Batacazo monumental tras un resultado final demasiado amplio que no es el reflejo de lo acontecido en el campo pero refleja la diferencia entre un rival muy serio que concede pocas ocasiones y no tiene grandes errores, ante un equipo local muy voluntarioso pero que concede varios errores, tanto de córner directo y un penalti posterior no necesario, que condena claramente al equipo.

Hay que olvidar pronto este partido y preparar el siguiente siendo el último cartucho para intentar ahora un objetivo demasiado grande como es la clasificación de los cuatro primeros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: